jueves, 7 de enero de 2016

Carta para alguien que está en el cielo.

     Carta para alguien que está en el cielo. Es imposible negar el dolor de perder a un ser querido, pero también es necesario decir que el amor permite superar cualquier tristeza.
     No somos seres humanos en un viaje espiritual. Somos seres espirituales en un viaje humano y en algún momento todos seremos llamados nuevamente a ser uno con el universo y la fuerza creadora, pero no viajamos nunca solos, pues las almas de aquellos que coincidieron y se amaron en un plano terrenal, nunca se separan y continúan juntas.
     Y tal vez tú pensarás que cuanto más amor hubo más grande será el sufrimiento por la partida. Quizá sea así al principio, pero con el tiempo te darás cuenta que cuando amas verdaderamente a una persona, construyes con ella una forma de relación diferente y se crea un vínculo permanente tan fuerte que jamás podrá ser destruido.
     Y llegarán a tu mente los recuerdos de los momentos maravillosos que pasaste con esta persona y has de saber que las personas solo mueren cuando son olvidadas, pues aquellas que recuerdas siempre están contigo.
     Por la noche, estarán juntos en los sueños y seguirán escribiendo historias.
     Quizá en la mañana al despertar no recuerdes nada de este encuentro, porque los recuerdos de las almas que viajan en los sueños pocas veces quedan registrados en la conciencia, pero con el tiempo habrás de sentir la paz de saber que aun en la distancia, las almas que se aman permanecen juntas y que los lazos que las unen cada día son más fuertes, porque
     Dios no ha puesto límites al amor y porque el amor es fuerte, más fuerte incluso que la muerte.

 "Se que desde el cielo me cuidas pero aquí me haces mucha falta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada